La Casa Contreras

La casa Contreras fundada por Manuel Contreras en 1962, continuada por su hijo Manuel Contreras II hasta su fallecimiento en enero de 2011 y dirigida en la actualidad por la guitarrista Victoria Velasco, junto con el equipo de luthiers formado durante las últimas décadas en el taller, posee una gran reputación a nivel mundial en la construcción de guitarras de concierto. Su nombre ha estado asociado durante los últimos 50 años a las más novedosas teorías de construcción que sobre la guitarra han aparecido. Guitarristas profesionales de todo el mundo han encontrado en ellas y en sus diferentes modelos la respuesta a sus demandas sonoras.

Manuel Contreras, nacido en Madrid en 1928, comenzó su actividad profesional como constructor de guitarras desde la ventajosa posición de ser un solicitado ebanista de gran prestigio.

Fue José Ramírez tercero quien, en 1959, y conociendo su gran reputación, le propuso incorporarse a su taller de guitarrería. En el plazo de tres años había desarrollado suficientemente su habilidad en el oficio para establecerse, en 1962, como constructor de guitarras independiente en Madrid.

Si bien Contreras no debería ser considerado como un luthier opuesto a la tradición, su trabajo nos muestra a un constructor mucho más abierto que la mayoría de sus contemporáneos a nuevas ideas y desarrollos, lo que le llevó a trabajar, desde principios de los años 70, en diversos instrumentos inusuales.

Su primer logro, en este sentido, fue el diseño del modelo “Doble Tapa”, presentado por Contreras en el año 1974, tras diversos experimentos en orden a mejorar el sonido, volumen y proyección del instrumento. La gran acogida que este modelo obtuvo rápidamente dentro del mundo de la guitarra clásica profesional (los primeros ejemplares fueron seguidos en su construcción y utilizados después por los cuatro ya míticos guitarristas miembros de la familia Romero) animó a Contreras a seguir su trabajo en esta línea innovadora, lejos de la principal corriente del diseño de la guitarra clásica.

A esta época pertenecen también los ejemplares de “Guitarra-Arpa“, modelo muy elaborado en su construcción, de gran belleza de línea y gran potencia sonora. Así como el modelo “Guitarra Alta”, instrumento de menor tamaño y afinación más aguda que la guitarra convencional. Este instrumento ha sido especialmente solicitado y apreciado desde entonces hasta nuestros días por los miembros de la prestigiosa Orquesta de guitarras Niibori de Japón.

El modelo “Carlevaro” fue construido por Contreras en el año 1983. Basado en una idea del maestro uruguayo Abel Carlevaro, incorpora varios elementos de gran originalidad, como la ausencia de cintura en la zona de los graves y de boca en la tapa armónica.

Mediada la década de los 80, Contreras ideó el “Fondo de Resonancia”, diseño que desarrolló, ya en estrecha colaboración con su hijo Manuel Contreras segundo, durante varios años hasta incorporarlo definitivamente a sus guitarras de gama más alta. Especialmente ideado para mejorar la respuesta sonora de la guitarra en grandes teatros, formaciones de música de cámara y actuaciones con orquesta.

Manuel Contreras falleció en 1994. Su hijo continuó entonces el trabajo por él emprendido.

Nacido en 1957, Manuel Contreras II, aprendió el oficio con su padre desde muy temprana edad, incorporándose definitivamente a la dirección del taller en el año 1986. Desde entonces continuó la misma línea de trabajo, tanto con la construcción de los modelos ya característicos de la casa Contreras, como demostrando el espíritu innovador heredado de su padre que le llevó a desarrollar ampliamente diversos aspectos de la construcción de dichos modelos, así como a presentar, en el año 1998, la guitarra con “Fondo de Resonancia” interior o modelo 10º Aniversario, ganador de la “Convocatoria Internacional de Guitarras Joaquín Rodrigo” el 17 de noviembre de 2000 y muy apreciado desde entonces y hasta nuestros días entre los guitarristas profesionales y los amantes de la guitarra en general.

Victoria Velasco se incorporó al equipo de la casa Contreras en 1989 aportando desde entonces su formación como profesora superior de guitarra clásica por el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid y su conocimiento de idiomas, para llevar tanto las relaciones públicas de la casa como la prueba de todos los instrumentos y prototipos construídos en el taller antes de su comercialización o entrega al cliente.

Comentarios cerrados.